The End of The F***ing World, crítica: un humor negro muy cliché

Publicado el 26/02/2018

Como ya es costumbre Netflix sigue apostando por sus series originales, si bien esta serie fue estrenada el 24 de octubre de 2017 por Canal 4 y All 4 en el Reino Unido, no fue hasta que fue presentada como una serie original de Netflix cuando ésta tomó una gran popularidad. En esta ocasión la gran N presenta un nuevo genero de serie, ¿cuál? humor negro.

The End of the Fcking World

La serie nos presenta a James, un chico incomprendido que disfruta de asesinar animales, según él es alguien incapaz de sentir algo y está pensando en dar un paso adelante en su repertorio de asesinatos y averiguar cómo sería el sentimiento de asesinar a una persona. A pesar de ser un chico que no rompe los estándares sociales, tampoco es capaz de comprenderlos.

Por otro lado tenemos a Alyssa, una chica incomprendida de 17 años (al igual que James) que no encaja con su familia. Curiosamente se siente identificada con su papá, a quién no conoce en lo absoluto. Quizás un poco cliché el hecho de que esconde sus miedos atacando e insultando a todo aquel que se le acerca o quiere ayudarla.

Alyssa y James no encajan en el entorno social en el que se encuentran, aunque más bien lo suyo es una necesidad por no encajar. A causa de eso y, dado que ambos son inadaptados, comienzan una aventura juntos. Y no, no se trata de que se hagan mejores amigos inseparables, sino que más bien son atraídos el uno al otro por muy diferentes razones.

Alyssa se convierte en el objetivo o en la nueva víctima de James. Quiere experimentar el sentir de matar a una persona y quiere sentirlo asesinándola a ella, mientras que lo que Alyssa busca en él es una escapatoria, y es el chico más similar a ella que ha encontrado.

En mi opinión lo que hace de The End of the F***ing World una serie tan popular actualmente no es sólo ese estilo de ser una ficción fresca y transgresora. Su estética, su estilo visual te atrapará. Pero mucho ojo, que todo es superficial. Si rascas un poquito, encuentras un repertorio de escenas que, puedes adivinar casi con exactitud como acabarán.

La relación entre James y Alyssa pasa a convertirse en algo no muy interesante cuando descubres que en realidad son dos adolescentes muy comunes con miedos, aptitudes y cualidades de cualquier otro. De hecho, la serie llega a ser más interesante en un momento por situaciones ajenas a su relación. Como la historia de las dos policías, entre otras cosas.

El reparto no es el más conocido. Los más conocidos son precisamente los protagonistas Alex Lawterh y Jessica Barden. A Alex lo hemos visto en la tercera temporada de Black Mirror, en uno de los episodios más polémicos, “Shut up and dance”, mientras que Jessica ha aparecido en películas como Hanna, Langosta o la serie Penny Dreadful.

The end Of Fking World 3

Completan el elenco Gemma Whelan como la agente Eunice Mediodía, Wunmi Mosaku como su compañera, la polícia Teri Donogue; Steve Oram como Phil, el padre de James; Christine Bottomley como Gwen, la madre de Alyssa y Navin Chowdhry como Tony.

Conclusión

Estamos ante una nueva serie un tanto hipster pero a la vez un poco cliché, con una historia buena y entretenida, estamos seguros de que te atrapará. The End of The F***ing World va dirigida quizás a todas aquellas personas que se consideran frikis/raros y están cómodos con eso, aunque no nos mal entiendas, cualquier persona con cualquier tipo de personalidad puede echarse esta serie un dominguito.

Lo mejor de esta serie quizás sea su soundtrack, pero si nos enfocamos en otros aspectos pues… aceptémoslo, todos tenemos nuestro lado de incomprendidos lo que hace que simpaticemos con estos personajes y nos quedemos hasta el final de la serie para descubrir qué es lo que pasa.

Lo no tan bueno de esta serie para nosotros es que en algunas situaciones todo es muy predecible. El hecho de que traten de hacer la serie muy hipster combinado con su estilo cliché nos hace muy fácil la tarea de imaginar que es lo que terminará pasando.

Para finalizar, como opinión personal algo de lo que más me gustó es el personaje de Frodo. Me pareció sumamente divertido en las pocas escenas en las que aparece. La verdad, la verdad… es lo que me aumenta las ganas de una segunda temporada.

Colaboración
Nota: Articulo creado por un miembro de nuestra comunidad, ¿deseas enviarnos un articulo? da click aquí.