Hace relativamente poco, el famoso fabricante chino DJI el cual se especializa en la venta de drones sorprendió al mercado anunciando la OSMO Pocket, la cual anuncian como una pequeña cámara que nos permite estabilizar mediante sus 3 ejes nuestras tomas con una “sorprendente calidad”, ¿pero realmente es tan buena como la anuncian?.

Tan solo al tomar la Osmo Pocket en nuestras manos por primera vez, podemos ver como realmente es pequeño, tan pequeño que puede pasar totalmente desapercibido por los demás, es un dispositivo que nos permitirá grabar vídeos, tomar fotos y si queremos exprimirlo al máximo podemos conectarlo a nuestro smartphone con la aplicación de DJI Mimo. Es por ello que es una cámara excelente para YouTubers, vloggers o cineastas aficionados, pero la pregunta seria, ¿puede suplir en verdad a una cámara de vídeo?, ¿es mejor que un iPhone XS o un Huawei P20 Pro? los cuales sabemos son unos de los smartphones con mejores cámaras del mercado.

DJI Osmo Pocket, características técnicas

# Caracteristicas Osmo Pocket
Dimensiones: 121.9 x 36.9 x 28.6 mm
Peso: 116 g
Sensor: 1/2.3° CMOS, Píxeles efectivos: 12M
Lentes: FOV 80°, F2.0
ISO 100 – 3200
Velocidad del obturador electrónico: 1/8000 – 8 s
Resolución de vídeo: 4K Ultra HD: 3840×2160 24/25/30/48/50/60p FHD: 1920×1080 24/25/30/48/50/60p
Velocidad máxima de vídeo: 100 Mbps
Formatos: Fotos JPEG/JPEG+DNG Vídeo MOV/MP4 (MPEG-4 AVC/H.264)
Tarjetas microSD soportadas: Máx. 256 GB – SDHC/SDXC UHS-I o UHS-3
Salida de audio: 48 KHz, AAC
Batería: LiPo 875 mAh con 140 minutos de duración a FHD a 30 fps

Comencemos hablando de su diseño

Por si te lo estas preguntando, esta “mini-cámara” mide tan solo 121.9 mm de alto por 36.9 mm de ancho y 28.6 mm de largo, lo cual lo hace un dispositivo excelente para guardar en tu bolsillo sin ningún problema, incluso es mucho más pequeño y movible que un iPhone XS, el cual mide 143.6 mm de alto. También es muy liviano, pesando 116 g. frente a los 180 g. del P20 Pro por poner un ejemplo.  

A pesar de tener el aspecto de un otoscopio, el Osmo Pocket realmente se siente solido, tiene una cubierta texturizada que nos da una sensación robusta, lo cual nos permite tener un mejor agarre, aunque se hecha de menos que no tenga alguna abertura para sujetarlo en nuestra muñeca, cosa que si tiene la funda y no le encuentro mucho sentido, ya que por lo menos yo vivo con el miedo de que un día por accidente se me pueda caer de las manos… hablando de la funda, esta tiene un plástico que se siente bastante bien en las manos, y nos ayuda a proteger nuestra Osmo Pocket del polvo. Algo que me agrada es que no luce nada mal y no requiere de mucho espacio, ya que no es muy voluminosa y por dentro tiene una especie de gamuza que evita los rayones.

Los controles no tienen mucha ciencia, tan solo son 2, uno que es el botón de encendido que también funciona como un botón de función, mientras que el del punto rojo es, como es de esperar, para grabar o capturar una foto.  La pantalla táctil es bastante compacta, midiendo tan solo 1 pulgada, la cual nos permitirá movernos por el menú al mismo tiempo que actúa como visor, las únicas desventajas son que al tener un formato cuadrado, nuestro vídeo se pre-visualizara recortado y la otra es que al ser táctil, la mayoría de las veces nos la encontraremos con huellas de dedos, lo cual se vuelve todo un problema cuando estamos a contra luz.

Debajo de la pantalla tenemos una pequeña cubierta deslizable que nos permitirá conectar los accesorios y los adaptadores USB C y Lightning; esa tapita cuídala bien, por que le encanta perderse… Todo lo que captures se guardara en una microSD, la cual deberás introducir en la parte lateral inferior del dispositivo. Lamentablemente como haz podido ver, no tiene ninguna entrada para triple, o micrófono, para ello deberemos hacer uso de adaptadores.

Ahora vamos a ponernos más técnicos y veamos sus características

Con el OSMO pocket, podremos grabar vídeos 4K de hasta 60 fps, vamos, exactamente igual que muchos smartphones topes de gama. Pero lo que lo hace destacar sobre los demás es su estabilización de 3 ejes. Mientras que los smartphones se basan en la estabilización óptica, la práctica cámara de DJI cuenta con tres ejes que se encuentran constantemente neutralizando nuestro pulso de maraquero. La idea es obtener un resultado semiprofesional en nuestros vídeos, cosa que con cualquier otro móvil e incluso una DSLR requeriría de comprar equipo bastante estorboso y nada discreto.

Respecto al sensor no esperemos algo equivalente a una DSLR, se acerca más al de un móvil, tiene un tamaño de 1/2.3 pulgadas, apertura de f/2.0 y un campo de visión de 80°, permitiéndonos tomar también fotos fijas a 12MP. Entre sus opciones de video el dispositivo también nos permite grabar en cámara lenta en 1080p hasta 120 fps. Y la buena noticia es que el dispositivo cuenta con un sistema de enfriamiento sin ventilador, lo cual nos permitirá enfriar un poco más el dispositivo, aunque a pesar de esto y después de un rato de uso si se llega a calentar y puede llegar a incomodar un poco.

Si esperabas Bluetooth o Wi-Fi olvídalo, no tiene ninguna especie de conectividad inalámbrica a menos que desembolses en un complemento modular. De hecho, es curioso pero el dispositivo tiene de momento una gran cantidad de accesorios modulares, como un adaptador de 3.5mm para conectarle un micrófono externo, aunque hay que decirlo, si están algo caros, pero para nuestra suerte ya hay accesorios creados por terceros, desde filtros magnéticos para el lente hasta un accesorio para montarlo a un tripie.

Ahora hablemos de su interfaz

El dispositivo como es de esperarse se puede utilizar de forma independiente, donde manejaremos todo desde su pequeña pantalla táctil, la interfaz es sencilla aunque cuesta acostumbrarse al principio, dentro de esta pantalla podremos veremos nuestra galería e incluso reproducir nuestros vídeos, pero sin audio, ya que la Osmo Pocket no tiene bocinas o parlantes, también en el área de ajustes podremos por ejemplo mejorar la calidad del vídeo a superfine el cual solo funciona con vídeos en 1080p a 30 fps prometiéndonos mejorar mucho más la imagen pero también se calentara más de lo normal la Osmo pocket. También veremos el autoenfoque y el modo pro, el cual este ultimo me parece una genialidad, nos permite configurar el balance de blancos, exposición, iso, apertura, volumen y el tan preciado modo de color “CineLike D”.

Y realmente en los demás nos encontraremos muchas más opciones; en verdad me parece genial poder tener todo a la mano, por lo que la interfaz en ese aspecto es muy intuitiva y todo esta bastante bien organizado.

Pero seamos sinceros, realmente grabar ocupando solo la pantalla en ciertas situaciones puede llegar a ser incomodo, el principal problema que yo le vi es que no sabia realmente si estaba enfocando bien o no, ya que es muy pequeño el espacio para ver los detalles, es por ello que donde realmente le sacaremos el máximo provecho es cuando le conectemos a un dispositivo móvil, el cual es bastante sencillo de conectar y queda bien sujeto al dispositivo

En el móvil solo ocuparemos descargar la aplicación gratuita DJI Mimo y automáticamente al conectarlo nos reconocerá el dispositivo. La aplicación nos permite encuadrar mucho más fácil nuestras tomas e incluso voltear a video vertical simplemente inclinando la cámara hacia un lado. La aplicación aparte de tener todas las configuraciones del modo PRO, también nos permite mover la posición del lente de forma vertical y horizontal, así como poder enfocar de forma mas sencilla.

Ahora que ya sabemos que es lo que tenemos en nuestras manos, ahora si veamos que tal funciona esto en la vida real

La estabilización basada en los 3 ejes es realmente lo mejor que nos podremos encontrar hoy en día, es incluso mejor que el de cualquier teléfono inteligente que nos podamos encontrar actualmente en el mercado, los cuales se basan en estabilización óptica o digital, lo que nos da como resultado tomas cinematográficas suaves. La práctica función de ActiveTrack realmente es bastante útil, ya que nos permite que con solo tocar un área la cual nos encontremos interesados en enfocar, este no perderá el enfoque y lo seguirá de forma inteligente.

Animated GIF - Find & Share on GIPHY

En cuanto a las imágenes que captura en 4k, estas son bastante uniformes, en su configuración predeterminada, la Osmo Pocket ofrece imágenes nítidas sin mucha saturación y contraste, pero donde realmente sacaremos su máximo provecho de color es a la hora de elegir CineLike D, el cual nos permite crear una mejor y más personalizada gradación de color en postproducción.

 Puedes descargar el archivo original dando clic aquí 
Puedes descargar el archivo original dando clic aquí

Algo que me queda a deber y realmente no me termina de gustar en esta Osmo Pocket, es que a pesar de que el autoenfoque no es malo, este regularmente termina fallando o tarda mucho en reaccionar cuando nos encontramos con objetos muy cercanos.

El audio es un tema que realmente me tenía muy escéptico, realmente no creía que los dos micrófonos estéreo incorporados fueran lo suficientemente buenos, pero realmente captura muy bien el audio, eliminando incluso gran parte del ruido de fondo. Aunque este funcione muy bien en interiores y en exteriores con poco ruido, probablemente si necesitara de un micrófono adicional si quieres filmar en ambientes saturados, ya que si es muy notable la diferencia. Por último, la duración de la batería que nos promete la marca es de 140 minutos, lo cual incluso puede parecer poco, pero conforme la vas usando vas descubriendo que es suficiente para grabar pequeños clips durante todo el día, en cualquier caso, siempre tenemos la opción de usar una powerbank para recargar la osmo pocket.

Conclusión

En conclusión, el DJI Osmo pocket es realmente un producto impresionante, único en su tipo diría yo, nos permite acercarnos a un resultado cinematográfico con una cámara relativamente pequeña y discreta. Claro, siempre puedes comprar un gimbal para tu smartphone y gastar mucho menos, pero si eres un YouTuber, un influencer, un periodista o un cineasta amateur, o simplemente alguien que quiere un vídeo de aspecto profesional sin el bamboleo habitual que requiere usar un gimbal, entonces vale la pena darle un vistazo a la DJI Osmo Pocket. No es perfecto, pero sin competidores directos, al menos por el momento, realmente es único en su tipo.