Battlefield V vuelve a sus raíces y no sólo por su contexto histórico.

Después de que Call of Duty decidiera volver a la Segunda Guerra Mundial el año pasado, le tocó a Battlefield repetir la misma formula. Los equipos de DICE han aprendido todo lo que pueden de Battlefield 1, tanto de sus lados buenos como de los malos. Y el resultado es un juego de Battlefield como no hemos visto en mucho tiempo, exigente y a la vez accesible, tenso pero con estos momentos de calma, y siempre con una calidad gráfica inmejorable, sin olvidar el trabajo sonoro que sólo DICE es capaz de hacer dentro de la industria.

Battlefield V: es la guerra

Una campaña justa

Al igual que en la entrega anterior, este Battlefield busca mostrarnos la guerra de una forma más personal, adentrándonos en relatos breves de ciertos personajes sobre temas que no se mencionan habitualmente, ya sea que se trate de Noruega o del papel de los fusileros senegaleses. Realmente no serán muchas las horas de campaña que tendremos, pero el tiempo que pasemos en ella es agradable, a pesar de que la IA a veces puede tener un comportamiento bastante extraño. Las conclusiones que ofrece cada historia ofrecen una dimensión pedagógica suficiente para que los más curiosos se animen a jugar en modo solitario. Por que sigue siendo un modo bastante entretenido y en muchas ocasiones sus historias suelen ser bastante conmovedoras o impactantes basándose en la realidad de la guerra.

Battlefield V: modo campaña

Guerra para todos

Otro punto muy profundizado en esta nueva obra: la personalización. Ya sea el sexo de tus soldados, su ropa o sus armas, realmente puedes pasar mucho tiempo cuidando la apariencia de tus soldados. Y esto se agudiza aún más cuando comienzas a especializarte en cada arma y vehículo, con modificaciones significativas para reducir el retroceso de tu arma, elegir el tipo de bombas en tu avión o la armadura de tu tanque. Todo se hace para personalizar según tu estilo de juego a través de pequeños detalles y la sensación de cada arma es realmente excepcional. El pilotaje aéreo sigue requiriendo de cierta paciencia, pero sigue siendo gratificante, mientras que la novedad de poder tirar de un DCA o una pistola detrás de tu vehículo aporta una nueva dimensión estratégica a los vehículos en el campo de batalla.

Sobrevivir en equipo

Pero, por supuesto, el mayor atractivo en cuestión dentro de un Battlefield es su modo multijugador y justamente es el lugar donde algunos aficionados encontraros varios fallos en algunas de las varias nuevas características aportadas por BF1 y en la dirección tomada por DICE, este nuevo BFV logra encontrar un mejor equilibrio que su antecesor, manteniendo la esencia que ha presentado Battlefield durante años pero sin descuidar el tema de innovación. Y no se si era nuestra sensación en la beta, pero el enfoque puesto entre los miembros del escuadrón hace toda la diferencia. Ser capaz de revivir a tus compañeros de equipo sin la necesidad de ser medico puede ser vital (aunque requerirá más tiempo) y cada acción eventualmente permitirá al lides del escuadrón llamar un vehículo pesado e incluso un misil V1 (o misil JB-2 dependiendo del bando) para que limpie el objetivo, todo acompañado con un efecto visual bastante impresionante.

Battlefield V: ataque en grupo

La inmersión de la guerra

El placer y el deseo de comunicarse son cada vez más fuertes que nunca en este nuevo titulo, realmente  jugar en solitario no tiene el mismo sabor. Lejos de ser desagradable, la forma de jugar es totalmente diferente, ya que puedes permitirte elegir tus objetivos como equipo, en cambio, el lobo solitario siempre tendrá que seguir y adivinar el siguiente movimiento de los demás. Todo esto nos permite tenter un grado muy alto de inmersión en el juego e incluso con la construcción, se viene de forma intuitiva el reflejo de consolidar una posición con sacos de arena o barreras antitanque.

Battlefield V: construcción

Una cuestión de escala

El nuevo modo de juego Grand Operation es también una gran adición para juegos relativamente largos pero variados gracias a un cambio de modo en cada ronda, que puede incluso terminar en una especie de mini Battle Royale con el “Last Stand” en caso de empate, durante el cual los dos equipos compiten en un área muy pequeña con poca munición y sin reaparición. Nuestro único pesar sobre el multijugador sigue siendo los pocos mapas disponibles en el lanzamiento.

Battlefield V: modos de juego

Un futuro prometedor

Ya se ha discutido esto largamente con Lars Gustavsson, pero DICE planea traer mucho contenido a lo largo de los siguientes meses, incluyendo una nueva historia de guerra sobre un escuadrón de tanques alemanes en diciembre y el modo Battle Royale el cual lamentablemente a día de hoy aún no tiene fecha oficial de lanzamiento. El objetivo es, por supuesto, dar a los jugadores una razón para volver a Battlefield regularmente y el plan es lo suficientemente claro como para que lo deseen. En definitiva, Battlefield ha sabido sacar lo mejor de Battlefield 1, sobre todo en la narración del solitario y la personalización para magnificarlos. Pero, sobre todo, se trata de una reorientación hacia lo que hace que la licencia sea tan especial, un juego riguroso que favorece el trabajo en equipo y el monstruoso trabajo de DICE en los aspectos visuales y sonoros la convierten en una experiencia de inmersión sublime.