¿Qué pasaría si el Bitcoin colapsa?

TecnologíaPublicado el 07/12/2017

Las criptomonedas sin lugar a dudas está siendo un tema de debate actual. Todo un ecosistema que podría desaparecer en caso de un “accidente”.

El día de ayer nos levantábamos con la sorpresa de que el Bitcoin alcanzo la barrera de los $12,000 dólares (~$246,500 pesos mexicanos), e incluso actualmente se acerca a los $17,000 dólares, por lo que la moneda virtual aún mantiene un excelente rendimiento.

En este nivel, el Bitcoin atrae las miradas de nuevos inversores, pero también las críticas de varios analistas. Mientras algunos lo ven como una tecnología bastante revolucionaria, otros se encuentran preocupados por su futuro, ya que creen que la burbuja financiera detrás del Bitcoin podría estallar en cualquier momento, pero ¿cuáles serían las consecuencias?, justamente estas podrían ser algunas de ellas:

Usuarios en ruina

Con el exponencial aumento del Bitcoin, la cantidad de usuarios se ha disparado, especialmente en estos últimos 6 meses. Según estimaciones, actualmente hay alrededor de 30 millones de usuarios de Bitcoin en todo el mundo, la mitad de ellos en Estados Unidos. Los pioneros invirtieron cuando el Bitcoin valía tan solo unos centavos en el 2010, incluso comprar una pizza por aquel entonces costaba tan solo 5,000 Bitcoin, pero ahora, si alguien quiere hacerse de UN solo Bitcoin tendría que desembolsar más de $16,000 dólares.

Bitcoin ATM

Si este ecosistema llegará a colapsar debido a — válgame la redundancia – un colapso financiero y a la pérdida de confianza en el sistema, los usuarios no tendrían protección alguna. Perderían toda su inversión en proporción a la disminución del valor del Bitcoin. Porque, si una de las ventajas de las criptomonedas es que son descentralizadas, también puede ser una de sus desventajas, me explico, no poseen de un Banco Central que las proteja y mantenga su curso en caso de colapso.

Mineros en exceso

Las segundas victimas serían los denominados “mineros” de Bitcoin. Los mineros son aquellas personas que usan las capacidades de su computadora para validar las transacciones de los Bitcoin, logrando mantener la tecnología de Blockchain (básicamente es el libro de cuentas electrónicas de la criptomoneda) funcionando.

A cambio de realizar esta actividad y validar todas las transacciones, a los mineros se les paga con Bitcoin. Hasta aquí todo suena genial, pero… con el actual curso del Bitcoin y el número de transacciones que se realizan diariamente, la capacidad necesaria para minar se ha disparado entre 2010 y 2017, pasando de un promedio de cientos de transacciones por día a más de 400,000.

Empresa dedicada a minar Bitcoins

La mayoría de los mineros actualmente son compañías chinas, las cuales han invertido muchísimo dinero en sus centros de datos. En dado caso de producirse un colapso del Bitcoin, estas empresas terminarían con un exceso de capacidad y trabajarían para recibir pagos con Bitcoin que no tienen valor, generándoles pocas o nulas utilidades.

Una inversión innecesaria para los mercados

La tercera y última victima serían los nuevos operadores financieros que han empezado a trabajar e invertir en Bitcoin. Actualmente grandes “peces gordos” en los mercados financieros se quieren unir a la aventura, NASDAQ (la segunda bolsa de valores más grande de EE. UU.) se está preparando para permitir a los inversores apostar en el ascenso y caída del Bitcoin en 2018.

Los bancos y fondos de inversión no se quedan fuera. Varios bancos de inversión estadounidenses, como Goldman Sachs o JP Morgan, ya han comentado que no se niegan a unirse definitivamente a esta aventura. Recientemente Man Group también ha mostrado interés en invertir en Bitcoins en 2018.