Según un conocido analista financiero, la multinacional china está amenazada con abandonar el mercado de los teléfonos inteligentes, a pesar de que ocupa el primer lugar gracias a su récord de ventas en 2020.

En abril de 2020, Huawei ya se había posicionado en el vendedor número uno de teléfonos inteligentes en el mundo, por delante de la empresa surcoreana Samsung. El fabricante chino también puede presumir de ser el principal proveedor mundial de smartphones compatibles con la red 5G. Sin embargo, según el analista Ming-Chi Kuo (conocido por sus pronósticos altamente confiables sobre Apple) todos estos excepcionales resultados son engañosos. 

En esta ocasión el analista prevé un ambiente bastante desalentador para Huawei, según su opinión existen varios escenarios en los que cree que Huawei se verá considerablemente afectado debido a las sanciones de los Estados Unidos y, más en general, por la desconfianza generada en varios países occidentales hacia la empresa china. Pero, en un escenario más optimista, Huawei solo sufriría una disminución de su cuota de mercado, pero un escenario más pesimista muestra a un gigante chino retirándose completamente del mercado de la telefonía móvil, en beneficio de sus competidores. 

Solo como recordatorio, recientemente los Estados Unidos, a través de su actual presidente, Donald Trump, han mostrado claramente su hostilidad hacia el fabricante chino, llegando incluso a señalar a Huawei y sus filiales como una “amenaza de seguridad nacional”. La lógica de la escalada mundial anti-Huawei parece confirmarse con países como la India, Vietnam y Gran Bretaña, imponiendo todas sus respectivas sanciones contra la empresa china. 

Con todo esto sin lugar a duda ha sido un año difícil para Huawei: el operador perdió su licencia de Android y las sanciones occidentales le impiden conquistar a su mercado más prometedor, el 5G. Los smartphones de Huawei han sido privados de los servicios de Google (Gmail, Maps, Play Store, Chrome, etc.). Además, las limitaciones impuestas a Huawei no han sido sólo de software: la empresa china se ha visto obligada a recurrir a empresas extranjeras para que le suministren microprocesadores de última generación. 

Pero lo que confirma definitivamente la tendencia a la baja de Huawei es la determinación del gobierno estadounidense por aislar la economía china en la mayor medida posible, fenómeno que se verá amplificado en las próximas elecciones presidenciales en los Estados Unidos el próximo mes de noviembre. La reciente decisión del presidente Donald Trump de obligar a la empresa china TikTok de dividir la empresa y vender sus operaciones en EE. UU. para así ser adquirida por una empresa americana es uina señal de que las empresas chinas todavía tienen mucho de que preocuparse. 

Pero como todo, el pronostico actual de Huawei resultaría en una excelente noticia para otros fabricante y competidores directos de Huawei, ya sea chinos (Xiaomi, Oppo, Vivo, etc.) o de otras nacionalidades (Samsung, Apple, etc.). El futuro de Huawei aún sigue siendo muy incierto, con una presión creciente por parte de los Estados Unidos para aislar al fabricante chino y, por otra parte, con una capacidad de resistencia impresionante: a pesar de las sanciones, Huawei ha logrado obtener 35 millones de dólares en beneficios tan solo en esta primera mitad del 2020.