Una gran cantidad del dinero que recibirá Mozilla por parte de Google, será para pagarle a todos los empleados con los que la compañía cuenta

En medio de la reestructuración debido a la pandemia del nuevo coronavirus, Mozilla aseguró una parte importante de sus ingresos durante los próximos tres años. La organización ha llegado a un nuevo acuerdo para mantener a Google como el motor de búsqueda predeterminado de Firefox en varios países. La renovación, que se llevaría a cabo el mes de noviembre, se prevé e implica el pago de al menos 1.200 millones de dólares durante los próximos tres años.

Según fuentes de The Register, el acuerdo fue de entre $400 millones y $450 millones hasta el año 2023. Mozilla confirmó el jueves (13) que renovó su asociación con Google, pero no dio detalles sobre la duración o los valores del negocio. Según la organización, la relación entre las partes no ha cambiado y el motor de búsqueda se establecerá por defecto en Firefox en varios países.

Acuerdos como los que priorizan ciertos motores de búsqueda en algunas regiones ofrecen a Mozilla una buena parte de su financiación. En 2018, representaron el 95% de sus ingresos de casi $451 millones. El monto era esencial para pagar a los aproximadamente 1.000 empleados, que ese año representaban un gasto de aproximadamente $286 millones.

Mozilla despidió a 250 empleados

Todavía no está claro si el acuerdo influirá en los planes financieros de Mozilla. El martes (11), unos 250 empleados fueron despedidos y la oficina en Taiwán fue cerrada. La organización declaró que la decisión estaba influenciada por la pandemia del nuevo coronavirus. El ajuste ha estado en vigor desde principios de 2020, cuando 70 personas fueron despedidas con el argumento de "garantizar la estabilidad financiera a largo plazo".

Sin embargo, la pandemia obligó a un ajuste aún más pronunciado:

 "Nuestro plan pre-COVID ya no es viable. Hablamos de la necesidad de un cambio -- incluida la posibilidad de despidos- desde la primavera [segundo trimestre]. Ahora estos cambios se han vuelto reales", dijo la organización.