Toshiba ha vendido el resto de sus acciones a Dynabook, una marca japonesa de portátiles de Sharp. Al vender sus acciones restantes hoy, Toshiba deja el negocio de los portátiles para siempre.

Toshiba, uno de los grandes de las computadoras que por allá de 2010 era considerada una de las compañías líderes en innovación de desarrollo de laptops, hoy ha anunciado que se retira del mercado permanentemente. La empresa japonesa ya no fabricará más laptops (o computadoras portátiles), mercado del que, de hecho, ya se había retirado anteriormente hace dos años, cuando vendió el 80.1% de su negocio de computadoras portátiles a Sharp. Pues ahora, en un comunicado de prensa Toshiba anuncio que trasfirió su participación restante del 19.9% a Sharp. Su compatriota japonés ahora es dueño del 100% de su filial. También, cabe recordar que Sharp, empresa que estaba al borde de la bancarrota financiera en 2016, fue comprada por la empresa taiwanesa Foxconn. 

Toshiba y Sharp llegaron a un acuerdo en junio de 2018, donde Toshiba la vendía un 80.1% de su división Toshiba Client Solutions, que después paso a llamarse Dynabook en enero de 2019. Esta venta se concreto por 36 millones de dólares. El acuerdo también contenía una clausura de compra de las acciones restantes de Toshiba, la cual a día de hoy ya es un hecho que se concretó.

La primera computadora portátil de consumo en 1985

La historia de Toshiba en el mercado de las computadoras es cuanto menos fascinante, en 1985 la compañía lanzo su primera computadora portátil, la T1100. Fue uno de los primeros portátiles para el mercado de consumo, esto en un momento en el que los portátiles todavía eran relativamente voluminosos. La T1100 incluía características que más tarde se convirtieron en un estándar para los portátiles, como una batería recargable, una pantalla LCD y una unidad de disquete.

Aunque Toshiba fue uno de los líderes de este mercado en la década de 1990 y principios de 2000, las ventas han ido disminuyendo lentamente desde entonces. Empresas como Lenovo (que compró la división de PC de IBM), HP, Dell y Apple se han comido su cuota de mercado, sin mencionar las empresas taiwanesas como Acer y Asus. Como el mercado ya no crece, algunos productores que se han convertido en competidores menores, como Toshiba, prefieren abandonar el mercado.