Crítica: Stranger Things 2 (sin spoilers)

Publicado el 14/11/2017

La serie creada por los hermanos Dufer sigue con su segunda temporada, la cual sigue teniendo esa excelente secuencia de imágenes, es bastante ágil al contar las diferentes historias y además sigue con ese toque ochentero que tanto nos gusta.

Stranger Things 2, póster

El fin de semana del 27 de octubre no fue un fin de semana normal para los fans de la serie de Stranger Things, ya que esta ha sido la fecha elegida por Netflix para estrenar la tan esperada segunda temporada de la serie. Al igual que los Demogorgons rabiosos, los nueves episodios de Stranger Things fueron liberados de un solo golpe para nuestro deleite.

La primera impresion no dista al de otros contenidos audiovisuales de nuestra epoca, es agradable y para nuestra pupila significa una explosión de colores bastante agradable. Los actuales creadores de contenido nos venden constantemente imagenes publicitarias cada vez más suaves, pulidas y perfectas. Stranger Things obviamente no iba a ser la excepción, se sigue respetando la paleta de colores que veiamos en los años 70’s / 80’s, la ropa y los accesorios (como las colecciones de Adidas) son vintage, y notamos varias referencias a las peliculas de la vieja escuela las cuales representan un claro homenaje a Spielberg.

Stranger Things 2, Cosplay Ghostbusters

Desde el comienzo, somos arrastrados por un torbellino de referencias visuales y culturales, especialmente de las peliculas de horror y ciencia ficción de aquellos años 70’s y 80’s. La serie es una mezcla bastante bien lograda de peliculas como Alien, E.T., The Goonies, Encuentros cercanos del tercer tipo, Stand by me (Cuenta conmigo). Los episodios son un completo desfile para nuestro placer y nos permite vagar en ese tributo lleno de referencias, en gran medida el responsable del exito de la joven franquicia.

La increíble música corre a cargo de los compositores Kyle Dixon y Michael Stein, son una agradable y peturbadora mezcla de retro-pop. Incluso ya podemos encontrar el soundtrack de la serie en YouTube, la cual no tiene pierde.

La segunda temporada es tan suave, regular y segura como la primera, yo creo en eso estamos de acuerdo, no perdio su escencia. La calibración y el grano que tiene la imagen le dan ese toque vintage bastante bien logrado.

Stranger Things 2, escena

Conclusión

Netflix bien sabe que Stranger Things es la serie del momento e intentara recliclarla y alargarlo en todo momento, pero a pesar de esto, es una serie bastante agradable. La obra es una joya bien relizada, sus actores son siempre excelentes, con un carisma bastante genial, aunque creo que esta vez Eleven (Millie Bobby Brown) jugo un mejor papel en la primera temporada, donde causaba mayor intriga al casi no hablar. Desde sus inicios Stranger Things iba a ser una serie corta con una historia diferente en cada serie, pero obviamente Netflix no lo va a dejar ir tan fácil y ya tenemos confirmada una tercera temporada, en la cual lo más seguro es que volvamos a ver a estos personajes tan carismaticos y la identidad artistica tan especial que tiene la serie.